Google+ Fisioterapia Carmen Chinea: Hacer deporte pasando del gimnasio

Hacer deporte pasando del gimnasio


Aunque creas que sólo estás haciendo algunos quehaceres del hogar, mientras limpias y reorganizas la distribución de tus muebles, no estás simplemente dejando el espacio más reluciente, sino que también estás quemando calorías y ejercitándote de pies a cabeza.

Ponte ropa cómoda, busca un reproductor de música portátil con tus pistas favoritas y trata realizar las tareas a un ritmo mayor de lo normal. Ten cuidado de mover cosas muy pesadas de una manera incorrecta y toma descansos cada 30 minutos.

Crea o únete un equipo

Conseguir amigos que les guste practicar deportes es muy fácil, y mucho más cuando en casi todas las ciudades hay clubes o pequeñas ligas deportivas no profesionales de voleibol, fútbol, baloncesto o tenis.

También puedes animar a tus amigos del trabajo, la universidad o tu conjunto residencial para que se apunten a un juego amistoso del deporte que más les guste. Por muy malos que sean jugando, van a pasar un rato muy divertido haciendo ejercicio.

Camina

Pasear es una forma sencilla y efectiva de hacer ejercicio diariamente y lo mejor es que sólo necesitas unas zapatillas cómodas. Si el caminar por el parque todos los días te aburre, puedes cambiar la rutina, caminando hacia el trabajo, hacia el centro comercial, o recorriendo unas cuantas manzanas cerca de casa.

A medida en que empiezas a caminar de forma más rutinaria puedes ir acelerando el paso poco a poco hasta que lo vayas tomando como tu ritmo normal. Andando rápido se queman muchas más calorías que andando lento, ya que te ejercitas con más intensidad y recorres más distancia en el mismo tiempo establecido.

Sube a la montaña o recorre la playa

Dependiendo del sitio en donde te encuentres, puedes considerar visitar un espacio al aire libre los fines de semana, para estar en contacto con la naturaleza, despejar tu mente y además hacer ejercicio.

Si estás en un lugar montañoso, el senderismo es una buena opción para hacer deporte. Y si vives cerca del mar, puedes recorrer la orilla de la playa. De cualquier manera será bastante interesante y liberador.

Entra a un voluntariado

Te preguntarás qué tiene que ver un voluntariado con ejercitarse, pero si lo analizas bien si eliges ser voluntario en una ONG de siembra, de ayudar en un banco de alimentos o ayudar a comunidades, probablemente estés siendo más activo que en cualquier otra situación de la vida.

Fuente:Fisiostar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario