Google+ Fisioterapia Carmen Chinea: Un consumo elevado de leche aumentan el estrés oxidativo y la inflamación crónica

Un consumo elevado de leche aumentan el estrés oxidativo y la inflamación crónica



La leche, junto a los productos derivados de ella, es uno de los alimentos principales de nuestra dieta y recomendado habitualmente por los médicos. Sin embargo, los efectos de un consumo elevado podrían ser más perjudiciales de lo que se creía.

Según un estudio de la Universidad de Uppsala publicado en el British Medical Journal, el consumo de leche no solo no previene contra las fracturas óseas, sino que, además, podría estar relacionado con una mayor tasa de mortalidad.

La razón podría estar en los altos niveles de lactosa y galactosa (dos tipos de azucar) que, según se ha demostrado en estudios en animales, aumentan el estrés oxidativo y la inflamación crónica.

Médicos y nutricionistas habían promovido las dietas ricas en leche para reducir la incidencia de las fracturas óseas, algo que el estudio de la universidad de Uppsala parece echar por tierra, ya que en sus resultados se da, de hecho, el caso contrario: las mujeres que ingirieron más leche sufrieron más lesiones óseas que el resto.

El equipo de investigación sueco, liderado por el profesor Karl Michaëlsson, tomó dos grandes grupos de 61.433 mujeres (entre los 39 y los 74 años) y de 45.339 hombres (entre 45 y 79 años en 1997), que se sometieron a unos cuestionarios sobre la frecuencia en la ingesta de alimentos, entre los que se incluían la leche, el yogur o el queso.

Los investigadores tuvieron también en cuenta el estilo de vida, el peso y la altura, así como el nivel educativo y su estado civil y usaron los registros nacionales para monitorizar los ratios de fracturas y mortalidad durante una media de 20 años en el caso de las mujeres y de 11 en el de los hombres.

Y los resultados, finalmente, tuvieron poco que ver con lo que las campañas promocionales de los productos lácteosvenían años anunciando.

En ese tiempo, murieron 15.541 mujeres y 17.252 tuvieron una fractura, de las que 4.259 presentaban concretamente una rotura de cadera.

Más de tres vasos al día, mayor riesgo de muerte

Las mujeres que tomaban más leche no presentaban niveles más bajos de fracturas y, de hecho, aquellas que tomabanmás de tres vasos diarios (unos 680 ml.) tenían un riesgo de muerte que aquellas que tomaban menos de uno (unos 60 ml.)

La relación entre un alto consumo de leche y un mayor riesgo de mortalidad también se observó en el caso de los hombres, aunque de forma menos pronunciada que en el de las mujeres.
Acceso al estudio desde AQUÍ

Fuente: British Medical Journal y La Voz de Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario