Google+ Fisioterapia Carmen Chinea: Escoliosis, tu puedes tenerla.

Escoliosis, tu puedes tenerla.

La escoliosis es una condición que causa una curvatura de lado a lado en la columna vertebral. La curvatura puede tener forma de “S” o “C”. En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa esta curvatura. Esto se conoce como escoliosis idiopática.


Es posible que las personas con una curvatura leve sólo tengan que visitar a su médico para controles periódicos. Sin embargo, algunas personas que tienen escoliosis necesitan tratamiento.

Las personas pueden tener escoliosis a cualquier edad. El tipo más común es la escoliosis idiopática, o de origen desconocido, entre los niños de 10 a 12 años y al inicio de la adolescencia. Es a esta edad que los niños crecen con rapidez. Las niñas tienen una mayor predisposición a este tipo de escoliosis que los varones.

La escoliosis puede ser un mal de familia. El médico de cabecera debe examinar con regularidad a los niños cuyos padres o hermanos padecen de escoliosis.

En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa la escoliosis. En otros casos, se conoce la causa.

Los médicos clasifican las curvaturas como:
No estructural, es cuando la columna vertebral tiene una estructura normal y la curvatura es temporal. En estos casos, el médico intentará determinar y corregir la causa de la curvatura.
Estructural, es cuando la columna vertebral tiene una curvatura permanente. La causa podría ser una enfermedad, un golpe, una infección o un defecto de nacimiento.

El tratamiento para la escoliosis depende de:
La edad del paciente
Cuánto le falta por crecer
El ángulo y el patrón de la curva
El tipo de escoliosis.

El médico puede recomendar un programa de control, el uso de un corsé ortopédico o braguero o cirugía.

El médico lo examinará cada cuatro o seis meses para ver si la curvatura ha mejorado o empeorado. Esto se hace con pacientes que aún no terminan de crecer y tienen una curvatura de menos de 25 grados.

Los médicos podrían indicar el uso de un corsé ortopédico o braguero para evitar que la curvatura empeore. Estos pueden usarse cuando el niño aún:
No termina de crecer y tiene una curvatura de más de 25 a 30 grados
No termina de crecer y tiene una curvatura de entre 20 y 29 grados que continúa empeorando
Tiene al menos dos años más de crecimiento y una curvatura de entre 20 y 29 grados. Si es una niña, ella no debe haber tenido aún su primer periodo menstrual.

Los médicos recurren a la cirugía para corregir una curvatura o evitar que empeore si el niño aún está creciendo, la curva es mayor de 45 grados y continúa empeorando. Muchas veces, la cirugía implica la fusión de dos o más huesos de la columna vertebral. El médico puede colocar también una placa de metal u otro aparato. Estos aparatos se llaman implantes. Los implantes se quedan en el cuerpo permanentemente y ayudan a mantener la columna derecha después de la cirugía.

Fuente: Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE.UU

No hay comentarios:

Publicar un comentario