Google+ Fisioterapia Carmen Chinea: Más claro que el agua

Más claro que el agua


La doctora Magda Carlas, licenciada en Medicina y Cirugía y máster en Ciencias de la Alimentación, acaba de publicar el libro “Más claro que el agua. Todo lo que deberías saber del agua mineral natural y nunca te han contado” (Amat Editorial), donde repasa el enorme valor del agua en la salud y el bienestar. Hemos seleccionado las mejores partes de la entrevista concedida a la agencia EFEsalud.

De nuestro cuerpo más del 50% es agua. En el recién nacido, el 70. El envejecimiento es un proceso de deshidratación. El agua es un elemento vital; sin agua no hay vida.

Forma parte de nuestras células y órganos, incluso de los huesos, es estructural, y también forma parte de las reacciones, los jugos gástricos, la saliva, la eliminación de sustancias tóxicas desde la orina; sus funciones son muchas.

Todos debemos comer con agua y especialmente los niños

Es un horror que los niños coman con refrescos. El niño tiene que beber agua, ni zumos ni refrescos, es importante la fruta fresca, pero no hay que acostumbrarles a bebidas dulces. Como mucho, los fines de semana se pueden hacer excepciones, como dulces o bombones, pero de lunes a viernes, agua.

Y también las personas adultas, agua en las comidas. Hay que hacer el agua atractiva al niño y que se enamore de ella. Y los padres deben dar ejemplo tomando agua.

Agua para todos:

Los niños necesitan agua, pero de 1-2 años no tanto como un adulto, algo más de un litro, y subir progresivamente. Por ejemplo, un niño de 8 años, debe tomar aproximadamente 1,5 litros/día. También depende del deporte que haga el niño.

Entre hombre y mujer hay diferencias: El hombre necesita más agua que la mujer, el hombre tiene más musculatura y más agua, y la mujer tiene menos agua y menos musculatura, y más grasa.

Los mayores tienen menos sensación de sed, los receptores que detectan el descenso de agua en su organismo pueden fallar; y, a veces son poco amigos de ensaladas o frutas; cuidado con el agua y la deshidratación, niños y mayores son los más vulnerables.

Las pautas de consumo dependen de factores como el peso, la altura, la actividad y el ejercicio, la edad, pero en general las mujeres deben tomar 2 litros y los hombres 2,5. Y de ellos el 80% procedente de bebidas y el 20 de los alimentos; los que más agua tienen, además de las sopas, son los vegetales y las frutas.

Si haces deporte, bebe; si vas a la playa, bebe; y si vas a tomar alcohol, bebe agua también, se absorberá mejor, de forma mas lenta, y protegerás el estómago. El alcohol no es para hidratarse, ni tampoco para calmar la sed.

El agua es uno más en la bajada de peso

Es la bebida ideal para una dieta de adelgazamiento, por ejemplo tomar 250 centímetros cúbicos antes de la comida, te quita un poco el hambre. También el agua se puede diluir en alimentos muy concentrados. El agua ayuda en la dieta porque , aunque no adelgaza por si solo, no tiene calorías, ocupa un espacio en el estómago, sacia el apetito y su exceso no es nocivo, no provoca efectos secundarios.

Aunque hay que tener cuidado con excesos, como la potomanía. Uno, dos, tres litros, el margen es razonable, pero 6,7,8 litros, no. El cuerpo es equilibrio, equilibrio en los elementos que conforman el organism; hay un margen de maniobra, pero sin consumos extremos. Una ingesta elevadísima de agua no es sana.

Mitos del agua

1. El agua adelgaza. No es verdad. El agua no adelgaza, tiene cero calorías, pero no disminuye la grasa ni el peso.

2. Otro mito es que hay cierto tipo de aguas que adelgazan más en función de los minerales, también es mentira.

3. Beber agua en el transcurso de una comida no es malo. Hay quien dice que sí es malo, es una creencia errónea.

4. Las aguas de muy débil mineralización van mejor para el cuerpo. Esto también es mentira, la débil mineralización es una característica, no una ventaja.

5. El agua con gas no engorda, pero hay quien dice lo contrario y actúa como mito. El agua con gas puede ser menos sana si lleva más sodio, pero no engorda..

No hay comentarios:

Publicar un comentario